13 agosto, 2020

¿Las calesitas vuelven a girar?

Compartir noticias a tiempo

Calesiteros marplatenses se ilusionan con retomar sus tareas mientras elaboran un protocolo sanitario. Llevan casi 150 días sin funcionar.  Las medidas preventivas para retomar las actividades.

Un detalle que incluye el protocolo es no entregar la sortija con el fin de evitar contactos.

Los calesiteros de Mar del Plata aguardan la habilitación municipal para volver a funcionar luego de casi 150 días de inactividad. Mientras tanto, aprovechan la cuarentena para renovar los carruseles y sus espacios en las plazas con el deseo de que niños y niñas sientan nuevamente la alegría de subirse a las diferentes figuras.

Así es el caso de la calesita ubicada en Plaza Rocha, la más antigua de Mar del Plata, que espera el permiso del gobierno local con la mayoría de sus instalaciones restauradas. “Una vez que se aprueben los protocolos, estaríamos listos para abrir de inmediato. Nos tienen que dar el horario y abrimos“, dijo Marcela Álvarez (59), quien está a cargo del juego junto a su pareja Alberto Guerzoni (71).

Ambos trabajan desde hace tres años en la calesita en pie más longeva de la ciudad, que fue inaugurada en 1966 por Alberto Mantovano y hoy forma parte del patrimonio histórico y cultural marplatense.

Con la angustia y desesperación por volver a trabajar, los calesiteros se ilusionan con la posibilidad de que la Comisión de Reactivación Económica los haya incluido en un listado de sectores que presentó protocolos para volver a funcionar. Entre estas, se destacan las actividades de entretenimiento y prácticas deportivas.

Calesita 01

Por tal motivo, Álvarez y Guerzoni reacondicionaron el tradicional atractivo del barrio San Juan. “Aprovechamos estos meses que estuvo parada para restaurarla y tratar de volver a la actividad. Estamos desesperados”, sumó la mujer.

Para eso, instalaron una cabina sanitizante en el acceso, pintaron todas las figuras, realizaron varios arreglos en general y limpiaron todo el lugar ya que “cuando está en funcionamiento se hace muy difícil” coordinar estas tareas. “La pusimos muy bonita y está impecable esperando la reapertura”, sintetizó.

Al tratarse de una calesita incluida en el patrimonio local al que asistieron y asisten generaciones de familia, ésta debe ser sometida a constantes restauraciones cuyos gastos son solventados por la pareja. Por el momento, y en el marco de la emergencia económica, “pudimos costearlos”, deslizaron.

Calesita 02

Protocolo

Según confió Álvarez, el protocolo -que esta semana será presentado a las autoridades municipales- comprenderá: el acceso de niños por turnos y no más de diez personas por tanda entre chicos y padres; la desinfección de juegos entre una vuelta y la otra; separar con un juego de por medio a los presentes para respetar la distancia social; colocar dispenser con alcohol en gel para los presentes. En cuanto al horario, la mujer de 59 años consideró que “el ideal en este momento sería entre las 11 y las 18”.

Otro detalle que el protocolo incluye es no entregar la sortija con el fin de evitar contactos. Aquí, la encargada lamentó esta decisión “porque a los chicos les encanta”. Por el momento, la sortija deberá esperar.

Calesita 04

Con todas estas medidas preventivas, Álvarez confía lograr la ansiada reapertura. “Hace bastante que estamos parados y tenemos, como todo el mundo, un montón de gastos. Necesitamos trabajar”, insistió.

Por último, en cuanto al precio del boleto (hoy cuesta 50 pesos), los calesiteros marplatenses consensuaron que se mantendrá en el mismo valor luego de considerar que “la situación no amerita para un aumento”.

Fuente: Lacapital Mar del Plata

Gracias por compartir "Noticias a tiempo"