1 septiembre, 2020

La CIDH advierte sobre la falta de acceso a internet de sectores vulnerables durante la pandemia

confident senior businessman holding money in hands while sitting at table near laptop

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Compartir noticias a tiempo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) manifestaron su “preocupación por las serias limitaciones en la falta de acceso a internet en la región de los sectores más vulnerables” en el contexto de pandemia.

“En el marco de su Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada a la crisis en relación con la pandemia”, las dependencias de la Organización de los Estados Americanos (OEA) consideraron que esa carencia “limita el ejercicio de derechos fundamentales”, ya que “afecta de forma diferenciada a comunidades indígenas, afrodescendientes, mujeres, niños, adolescentes y personas mayores”.

La Resolución 206 de ese organismo con sede en Washington D.C., Estados Unidos, fechada ayer, indicó que, “en el contexto de pandemia, el acceso de las personas a una internet de calidad adquiere una centralidad insoslayable”.

“Las medidas de urgencia para garantizar el acceso a internet deben privilegiar la extrema situación de vulnerabilidad en la que se encuentran esos grupos y la CIHD reconoce las medidas positivas que Gobiernos como los de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia o Ecuador adoptaron para garantizar el acceso y continuidad del servicio”, destacó la resolución.

También se ponderó a las iniciativas educativas vía de plataformas online, como “Seguimos Educando” en Argentina.

“A partir de las medidas de aislamiento, la conexión es la herramienta por excelencia para continuar con las tareas que requerían contacto presencial, además de ser crucial para el ejercicio de los derechos civiles, políticos, económicos y culturales”, consideró la OEA.

La comunicación también señaló que el acceso a internet “tampoco debe ser interrumpido con bloqueos, filtros de páginas o caídas de servicio por razones políticas o discriminatorias” y que “la infraestructura y el nivel de alfabetización digital requeridos para afrontar la ‘nueva normalidad’ presenta grandes desafíos en la región”.

Las últimas cifras de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU), a fines de 2019, muestran que, a nivel global, solo 53,6% de la población (4.1 billones de personas) tiene acceso a internet, mientras que 47% (3,6 billones) aún se encuentra desconectado.

En América, casi 23% no cuenta con acceso a internet, con distintos niveles según país, subregión y comunidad.

Asimismo, en América Latina y el Caribe se calcula que al menos 300 millones de personas no tienen acceso, encontrándose los mayores índices de desconexión principalmente en países de Centroamérica, el Caribe y América del Sur.

“La CIDH y su Relatoría Especial identificaron que las comunidades indígenas, habitantes de zonas rurales, mujeres, afrodescendientes, niños y adolescentes están sufriendo limitaciones de forma desproporcionada en el acceso y asequibilidad de las tecnologías digitales”, agregó la resolución.

La brecha digital “refuerza las desigualdades preexistentes que sufren esos grupos, ampliamente documentadas”.

“La CIDH llama especialmente la atención a los Estados sobre ese problema, que supone dificultades para acceder derechos, incluyendo las ayudas financieras que los Gobiernos están ofreciendo para enfrentar la pandemia”, agregó el documento.

Además, se resaltó que los organismos públicos utilizan la web para difundir información sobre esas ayudas y, en la mayoría de los casos, las solicitudes requieren de registro en línea.

Por otra parte, aunque la población pudiese acceder a la información, hay barreras de lenguaje, ya que existe escasa o nula información sobre el coronavirus en lenguas originarias.

Gracias por compartir "Noticias a tiempo"