Cronos Mar del Plata

AUSTRALIA, EL PAÍS DONDE TODO QUIERE MATARTE

La última frontera hasta hace muy poco tiempo, un viaje el continente austral es una lección de humildad del ser humano frente a la naturaleza

Curiosidades QUO 26 de marzo de 2022
CSIRO_ScienceImage_3797_A_Redback_Spider-950x632

La frase dice “en Australia, todo te quiere matar”, y eso incluye a animales y a plantas, al mar, a la tierra y al cielo. Australia es un país bien servido en cuanto a los animales peligrosos, incluidos pájaros asesinos de dos metros, grandes tiburones y 21 de las 25 serpientes venenosas más mortíferas del mundo. Sin embargo, las estadísticas reales del peligro australiano pueden sorprendernos. 

La mayoría de las personas que viven o viajan por Australia probablemente tengan miedo a los tiburones o a los cocodrilos. Sin embargo, rara vez atacan a los seres humanos o causan muertes, en comparación con otros animales. En un estudio del hospital Princess Alexandra de Queensland, se observó que las serpientes encabezaban la lista, causando más de 700 accidentes por mordedura. Le siguieron los perros, con más de 500, los gatos, con más de 150, y las medusas, con unos 130 incidentes que requirieron tratamiento. ¿Los tiburones y cocodrilos? Al final de la lista, con 10 y 13 víctimas de mordeduras respectivamente. Menos personas sufren mordeduras de cocodrilos que de ovejas o caballos.

Pero, ¿qué animales son los más mortíferos en Australia? De nuevo, la respuesta puede sorprenderte:

Abejas y avispas: Un estudio de la Universidad de Melbourne ha descubierto que, de todos los animales venenosos de Australia, las abejas y las avispas son los que suponen un mayor riesgo para la salud pública. Mataron a 27 personas y causaron el 33% de todas las hospitalizaciones por veneno entre 2000 y 2013.
Arañas: en el mismo informe, publicado en la revista Internal Medicine Journal, reveló que de las 64 personas muertas por animales venenosos, otras 27 murieron por serpientes.
Medusas y garrapatas: muy por detrás, en esos años tres personas murieron por picaduras de medusas y tres por mordeduras de garrapatas. 
Lo curioso es que las arañas brillan por su ausencia en esa lista, a pesar de la fama bien merecida que tienen las enormes arañas australianas. Esto se debe a que, aunque son animales muy venenosos, las picaduras mortales de araña son increíblemente raras.

Otro gran peligro es subestimar la gravedad de la mordedura o la picadura de un animal. La mayoría de las personas buscan atención médica antes de ocho horas, pero hay un porcentaje de riesgo que lo retrasa. Estas víctimas consideran la herida poco importantes, y retrasan la atención medica más de 24 horas. Las infecciones pueden desencadenar amputaciones o envenenamiento de la sangre. Curiosamente, las mordeduras de gato son las que más probabilidades tienen de provocar una infección. 

Australia es un lugar único en el planeta por su fauna, y con un poco de precaución quienes viajen allí tienen un riesgo mínimo de sufrir un ataque. Sin embargo, aunque estadísticamente son mucho menos frecuentes, los ataques en el mar son los que tienen mayor riesgo potencial . Existen ciertas criaturas marinas cuya toxina puede tener a veces un efecto letal en poco tiempo, como el pulpo de anillos azules o varias medusas. 

Ante la duda, pregunten a los habitantes de Australia, y disfruten del viaje.

Te puede interesar

La ciencia desvela por qué las tortugas viven tanto

La revista Science publica esta semana dos estudios independientes sobre envejecimiento y longevidad en reptiles. Ambos trabajos afirman que el deterioro progresivo de las funciones corporales con la edad no es inevitable para todos los organismos. Eso sí, esto no significa que sean inmortales.

La-ciencia-desvela-por-que-las-tortugas-viven-tanto