Cronos Mar del Plata

Científicos desarrollan método ágil para detectar trastornos gastrointestinales

Método barato y fácil de producir puede ser la solución para detectar trastornos gastrointestinales

General Andrés Zimbrón 28 de marzo de 2022
iStock-1205972800

Ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) descubrieron un nuevo método para diagnosticar trastornos gastrointestinales, esta patología comúnmente es la causante del reflujo o estreñimiento. De acuerdo con el reporte la alternativa más barata y fácil de fabricar está inspirado en una antigua tecnología inca llamada Quipu. Es decir, un conjunto de cables anudados los cuales son utilizados con el objetivo de comunicar información.

Normalmente, los trastornos de dismotilidad son analizados a través de un catéter que contiene transductores de presión, con ellos se puede detectar contracciones del tracto gastrointestinal. Bajo ese contexto, los científicos del MIT diseñaron un dispositivo con un tubo de silicona, este produce mediciones similares conocido como manometría de alta resolución. La manometría puede medir la presión y la velocidad con la que viajan las ondas contráctiles, pero esos sistemas son muy caros, requieren mantenimiento y esterilización por parte de los pacientes. Sin embargo, el método Inca quipu aportó la forma de enviar mensajes a través de cuerdas de colores anudadas de diferentes maneras.

Auto eléctrico VW¿Pueden fabricarse automóviles a partir de los residuos de petróleo?

Con ello, los científicos comenzaron a trabajar con un catéter de silicona llenado con galio-indio eutéctico, un metal líquido no tóxico en pequeñas cantidades y sellado por ambos extremos. De esa manera, el tubo puede responder a los cambios de presión de hasta unos 200 milímetros de mercurio, un índice ideal para poder examinar el tracto digestivo humano.

Giovanni Traverso, profesor asistente en el MIT y coautor del estudio explicó: "esta es una configuración realmente simple y económica, pero podemos hacer una medición precisa a un menor precio de producción". El también gastroenterólogo destacó que su comercialización puede ser aún más barata en comparación a otros métodos si se produce con transductores y catéteres existentes, ello facilitaría su distribución y desarrollo.

Aunado a ello, los investigadores también demostraron que la sensibilidad a la presión puede variar según el tipo de nudo y la tensión de cada atado. Estas pruebas primero se realizaron en modelos animales con el fin de utilizar el sensor inspirado en el quipu y medir la presión del esófago a medida que pasa la comida .Además el nuevo método de análisis para diagnosticar trastornos gastrointestinales, soporta altas temperaturas y puede tratarse en un autoclave. Es decir, un instrumento médico común para esterilizar objetos con calor y presión, esto le da una ventaja sobre los catéteres de manometría existentes cuya desinfección es por medio de químicos.

Según los investigadores liderados por Giovanni Traverso, el método de fácil desarrollo y bajo costo puede ser producido para distribuirlo en zonas de difícil acceso. Además, el bajo costo de desarrollo permite que otros países puedan fabricar su propio método de detección de trastornos gastrointestinales y donde la tecnología no es muy avanzada.

Te puede interesar