Cronos Mar del Plata

¿Por qué el índice de abandono escolar es tan bajo en Suiza?

El número de jóvenes que no trabajan, no estudian y no siguen una formación (NEET por sus siglas en inglés) en Suiza es uno de los más bajos de Europa. No obstante, a los expertos les preocupa que estos jóvenes, que luchan por encontrar el apoyo de la sociedad, puedan finalmente integrarse en ella.

Mundo Por: Guillermo Sammartino 31 de mayo de 2022
451256174_highres

NEET es un término internacionalmente aceptado que hace referencia al número de jóvenes que no están en el mercado laboral o en período de educación/formación (“nini” sería el término correspondiente en español, que alude a la persona que ni estudia ni trabaja). Este concepto adquirió mayor relevancia a finales de la década de 2000, cuando la crisis económica obligó a aumentar los niveles de desempleo juvenil y creció el temor de que algunos quedaran permanentemente excluidos del mercado laboral.

La proporción de ninis en la población joven varía de un país a otro. En Suiza, se sitúa en el 6,3% de los jóvenes de 15 a 29 años (90 000 personas), según las últimas estadísticas de la Oficina Federal de Estadística (OFS)Enlace externo publicadas el 8 de febrero de este año. Se trata de una de las cifras más bajas de Europa. En el extremo opuesto se encuentra, Italia, con la proporción más alta, un 23,3%.

Una de las razones por las que Suiza sale tan bien parada en comparación con otros países europeos es su buen sistema de educación pública y su excelente formación profesional: dos tercios de los jóvenes optan por el aprendizaje dual (que combina formación y escuela profesional).

Porcentaje en descenso
El número de ninis en Suiza ha disminuido en la última década, según la OFS: en 2010, se situaba en el 8,1% de las personas de 15 a 29 años.

El descenso ha repercutido en los dos tipos de ninis: Suiza distingue entre los "desempleados y los que buscan trabajo" y los "económicamente inactivos", que incluyen a los que tienen que cuidar de su familia, a los que hacen el servicio militar o civil (todavía obligatorio para los hombres jóvenes en Suiza) y a los que están en programas de idiomas en el extranjero, así como a los que tienen dificultades para integrarse en el mundo laboral.

"La disminución de los NEET es más visible entre las mujeres, donde las cifras disminuyen del 9,6% al 5,9% [durante este tiempo], mientras que se mantienen estable entre los hombres (2010: 6,7%; 2020: 6,6%)", comunicó Thierry Murier, de la OFS, a SWI swissinfo.ch.

"Un factor que explica esta situación es la disminución del número de personas (principalmente mujeres) que indican "Responsabilidades familiares y personales" (1,8% de las personas de 15 a 29 años en 2010 frente a 0,6% en 2020, es decir, 23% respectivamente del 10% del número total de NEETs)."

Factores que influyen en un NEET
Esto es significativo porque ser una mujer joven es un factor de riesgo tradicional de NEET, como han demostrado varios estudios internacionalesEnlace externo y suizosEnlace externo. Otros factores son un nivel de educación más bajo y, como señaló la OCDE en su informe Education at a Glance de 2021Enlace externo sobre Suiza, el hecho de ser de origen inmigrante (encontró una diferencia de cinco puntos porcentuales en la tasa de ninis entre los adultos jóvenes nacidos en el extranjero y los nacidos en el país, es decir, el 10,7% frente al 5,9%, según sus cifras).

maestro+profesor+instructorExpertos en educación proponen ideas para revertir pérdida de aprendizaje

La salud, incluidos los problemas de salud mental, y los problemas familiares, son también un tema influyente entre los ninis.

Sin embargo, en general, no hay un NEET que responda a un "modelo típico", explica la Dra. Claudia Meier Magistretti, profesora de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Artes de Lucerna, que codirige un proyecto de investigación suizo sobre el NEETEnlace externo. Pero lo que sí tienen en común es que luchan por ser aceptados.

Muchos ninis encuentran difícil la escuela, con su énfasis en el aprendizaje individual y orientado al proceso. "El factor más importante es, no obstante, que somos un país rico, por lo que muchos ninis se quedan en casa, y sus padres les pagan, les ayudan y tratan de conseguirles un trabajo, en algunos casos durante años", expresa Meier Magistretti.

"Es probable que tengamos un elevado número de casos no registrados porque estas personas no aparecen en las estadísticas públicas".

Los datos oficiales ocultan muchas disparidades entre los jóvenes suizos. Los ninis suelen ser personas vulnerables que no consiguen integrarse durante un periodo de tiempo.

"La sociedad siempre es buena en la medida en que trata a sus miembros más débiles, y en Suiza la gente no trata bien a los ninis", explica a SWI swissinfo.ch Meier Magistretti, que ha publicado recientemente un libroEnlace externo sobre el tema. "No es tan fácil para los jóvenes que tienen entre 18 y 27 años y no pueden encontrar un lugar en la sociedad, aunque quieran hacerlo, y se enfrentan a varios obstáculos que no pueden superar".

Meier Magistretti añade que muchos NEETS lo son a largo plazo. "Estas personas tienen menos posibilidades de salir de esta situación cuanto más dure la misma. Además, provocan unos costes inmensos, ya que dependen de prestaciones sociales como la seguridad social y el seguro de invalidez", subraya la profesora. "También tienen muchos problemas de salud, a veces también como consecuencia de ser un NEET, que puede incluir la depresión y la dependencia de las drogas y el alcohol".

Ayudas
En Suiza existen ayudas para los ninis, pero son irregulares -a menudo dependen del cantón en el que se viva- y no siempre funcionan, afirma.

"Los índices de éxito de los preparadores laborales y de los puestos de trabajo, de las redes de gestión de casos y de los programas son bajos para este grupo de edad, aunque tienen éxito para los adultos. La razón radica en un desajuste entre las ofertas, demasiado numerosas pero inadecuadas, que se rigen por una lógica económica, y los problemas individuales y heterogéneos de los jóvenes adultos en situación de NEET", asegura Meier Magistretti.

En su reciente libro, la profesora afirma que el sistema de ayudas suizo funcionaría mejor si tuviera una mayor comprensión de los jóvenes adultos y de su situación en su conjunto, en lugar de centrarse únicamente en la inserción laboral. El estudio reveló un gran deseo de algún tipo de normalidad entre los ninis encuestados.

¿El efecto COVID?
Y, ¿qué efecto podría tener la pandemia de la COVID en las cifras de los ninis suizos para 2021/2?

Meier Magistretti espera un cambio. "Lo más probable es que la COVID haya provocado un aumento del número de ninis debido al estrés psicológico", afirma.

La oficina de EurostatEnlace externo de la Unión Europea también ha indicado que espera que la recesión económica debida a la pandemia de COVID se traduzca en un mayor número de ninis en todo el continente.

Las estadísticas oficiales de Suiza llegarán más tarde. La OFS afirma que aún no dispone de información suficiente para describir la situación del periodo COVID. Debido a la revisión de la encuesta sobre la que se calcula el índice de NEET, se espera que los resultados de 2021 se publiquen en la segunda mitad de 2022.

Te puede interesar