Cronos Mar del Plata

Manuel Belgrano: sus hijos, el mito sobre su corazón y el robo de sus dientes

El creador de la bandera y uno de los próceres más importantes de la historia argentina nació un 3 de junio de 1770. Con el tiempo se han ido conociendo detalles de su corta vida que siguen sorprendiendo, ¿lo sabías?

General Por: Guillermo Sammartino 04 de junio de 2022
x508018.jpg.pagespeed.ic.SNS-zVYYZn

Manuel Joaquín Corazón de Jesús Belgrano nació en lo que era el Virreinato del Perú, Buenos Aires, el 3 de junio de 1770. Hijo de María Josefa González Casero, oriunda de estas tierras, y del italiano Domenico Belgrano; fue un abogado, economista, periodista, político y militar considerado uno de los máximos próceres de la historia argentina.

Miembro de la Primera Junta y jefe de la expedición que la misma envió al norte, creó la bandera en 1812 en lo que hoy es Rosario. Hasta ahí es conocida su historia: murió el 20 de junio de 1820 en la más absoluta pobreza, pero varios detalles de su vida se mantuvieron ocultos por años hasta que con el correr de tiempo han salido a la luz.

UE PADRE DE DOS HIJOS

La "historia oficial" nos han enseñado que Belgrano murió soltero y sin hijos, lo cierto es que reconoció a dos hijos que tuvo de manera natural: Pedro Pablo y Manuela Mónica.

 

Pedro Pablo era hijo de Belgrano y María Josefa Ezcurra, cuñada de Juan Manuel de Rosas, nacido el 29 de julio de 1813. Por ser hijo extramatrimonial, Josefa nunca se había separado de su primer marido, fue anotado y criado como hijo del Restaurador de las Leyes y Encarnación Ezcurra. Recién a los 20 años se enteró de su origen. Murió el 26 de septiembre de 1863 y logrando mantener una relación de afecto con su media hermana.

Pedro Pablo Rosas de Belgrano. Foto: Archivo General de la Nación

Manuela Mónica nación el 4 de mayo de 1819, hija del creador de la bandera y María de los Dolores Helguero Liendo. Un poco más de un año después de su nacimiento su padre murió, pero no se olvidó de ella ya que en su testamento le pidió a su hermano, Domingo Estanislao que "secretamente, pagadas todas sus deudas, aplicase el remanente de sus bienes a favor de una hija natural llamada Manuela Mónica que de poco más de un año había dejado en Tucumán”.

Manuela Mónica Belgrano

Fue criada por su tía en Buenos Aires, allí conoció a su hermano Pedro Pablo y donde formó una familia hasta su muerte el 5 de febrero de 1866.


SU CORAZÓN, "DISTINTO" AL RESTO

Manuel Joaquín tuvo una salud muy frágil, vivió gran parte de su vida enfermo y murió muy joven, a los 50 años, de hidropesía el 20 de junio de 1820. Juan Sullivan, el médico que le realizó la autopsia, quedó impactado al notar el tamaño de su corazón.

“El corazón correspondía con las acciones y nobleza de este hombre verdaderamente grande. No tenía señal de enfermedad y era de un volumen que pocas veces se encuentra en investigaciones anatómicas. Experimenté un deseo vehemente de separarlo y prepararlo. Lo propuse a la persona que concurrió conmigo, lo desaprobó y no hallándome autorizado por la familia, abandoné, con sentimiento, los restos de este ilustre y experimentado patriota”, le escribió en una carta al Dr. Redhead quien lo atendió hasta sus últimos días.


"LOS MINISTROS ODONTÓLOGOS", EL ROBO DE SUS DIENTES

El 4 de septiembre de 1902 se exhumaron sus restos con el objetivo de construir un monumento en su honor. Lo que debía ser una jornada de respeto y de admiración ante uno de los héroes de la patria, terminó en un escándalo porque dos ministros: Joaquín González, ministro del Interior, y Pablo Riccheri, ministro de Guerra se llevaron de "souvenir" los dientes de Belgrano.

El escándalo no tardó en hacerse público ya que dos de los medios más importantes de la época, Caras y Caretas y La Prensa, lo denunciaron en distintas publicaciones. A los "amigos de lo ajeno" no les quedó otra opción que devolver parte de la dentadura del prócer.

El mausoleo con sus restos, dientes incluidos, fue inaugurado un 20 de junio de 1903 y es el mismo que actualmente se puede visitar en el Convento Santo Domingo en la Avenida Belgrano.

Te puede interesar

Además de eficiencia, el uso de la energía requiere "racionalidad"

El titular del Departamento de Energía de la entidad propuso enfocar los subsidios a la provisión de electrodomésticos eficientes y la construcción y remodelación de viviendas con aislación térmica, que redundarán en un menor consumo sin resignar pautas de confort, además de ahorro fiscal.

58581c0378cb0_900