Cronos Mar del Plata

Minería submarina: científicos y ONG alertan sobre los impactos de una nueva fiebre del oro

La demanda creciente de metales para producir autos eléctricos lleva a las empresas mineras a explorar los fondos oceánicos. Extraer minerales a miles de metros de profundidad podría ser una realidad próximamente. Pero tal actividad pondría en peligro un ecosistema marino frágil y aún poco conocido, alertan ONGs y científicos.   

General RFI 03 de julio de 2022
OIP

¿Conoce usted la isla de Naurú en el Pacífico? Esta pequeña nación insular dispone desde 2021 un permiso de exploración minera de los fondos marinos. Y en virtud de las leyes internacionales, si los países del mundo no fijan reglas sobre la explotación de las aguas internacionales en 2023, Nauru obtendrá automáticamente un permiso para sacar de las aguas un verdadero tesoro: se trata de varias toneladas de hierro, zinc, cobre, oro, plata y otros metales indispensables para la industria y que reposan en el fondo océanos.

Tras exploraciones de los abismos, los científicos identificaron reservas mineras inmensas en la zona Pacífico de Clarion - Clipperton entre las costas de México y Hawái a 4.000 metros de profundidad. También se han identificado reservas mineras en la zona de Cocos y Nazca, cerca de las islas Galápagos y en los montes submarinos de Canarias en el Atlántico.

Las reservas metálicas oceánicas

“En Clarion – Clipperton [hemos identificado] un área de millones de kilómetros cuadrados en los que aparecen depósitos minerales de nódulos polimetálicos. Son concreciones de óxidos de hierro y manganeso que acumulan un porcentaje elevado de metales de interés para la industria”, comenta Javier González, geólogo del Instituto geológico y minero de España y quien participó en varias misiones de exploración de los fondos marinos.

Dichos minerales son los que despiertan el apetito de industrias para la producción de “laptops, teléfonos móviles, pantallas de plasma, de televisión, y para tecnologías de producción de energías limpias como los generadores eólicos y los paneles fotovoltaicos”, detalla González, entrevistado por RFI.

“En la zona de Montes submarinos de Canarias, una zona de antiguos volcanes submarinos inactivos, lo que estamos encontrando son costras de hierro manganeso en las que también se acumulan muchos metales de tipo estratégico y crítico como: el cobalto, el telurio, las tierras raras y todos estos elementos con tantas aplicaciones industriales que se pueden utilizar para fabricación de alta tecnología y energías limpias”, agrega el geólogo.

El litio, el cobalto y el níquel son los componentes esenciales de las baterías de autos eléctricos cuya demanda conoce un boom en el mercado europeo, por ejemplo.

Las ONG ambientalistas sin embargo rechazan el argumento ecologista esgrimido por las mineras para explotar los fondos oceánicos (ver video de The Metals Company aquí). “La minería dice que necesitamos ir al mar profundo para conseguir níquel, cobalto, cobre y manganesa, elementos necesarios para la transición a la energía renovable. La realidad es que no los necesitamos para la transición ecológica”, opina Matthew Gianni, cofundador de la Coalición internacional de ONG para la conservación de aguas profundas (DSCC), que pide una moratoria de los proyectos mineros en alta mar.

“Lo que mueve estos proyectos es el dinero, y el interés de algunos países de poder garantizar su acceso a metales cuyo suministro sería difícil en caso de guerra o de conflicto comercial”.

Para algunos países, hacerse con las reservas metálicas oceánicas permitiría efectivamente reducir su dependencia. “China suministra hoy el 98% de las tierras raras utilizadas por la Unión Europea que se encuentra en una situación de gran dependencia. Y la República Democrática del Congo posee el 50% de los recursos mundiales de cobalto y una gran mayoría de minas en los que el trabajo infantil no está prohibido”, recuerda un informe del centro de análisis francés Fondation de la Mer, publicado en...

Te puede interesar

Felix Pando: Certificado para tener el look de los Beatles

Felix Pando (74), fundador y tecladista de La Joven Guardia, describe sus años de furor musical durante la dictadura de Onganía. Hoy vive en Estados Unidos, compuso canciones para chicos con autismo y recuerda cómo lo desplazaron por Los Gatos.

PgWkZuSbN_1256x620__1

Los clubes de barrio seguirán pagando tarifas subsidiadas

"No son solo divertimento, un pasatiempo. Es un lugar donde se aprenden normas de convivencia", aseguró Alberto Fernández al presentar el nuevo esquema de subsidios en los servicios públicos para el sector. La iniciativa beneficia a ocho mil clubes.

633cd6a51fd9f_900