Cronos Mar del Plata

Conmoción en Austria por el suicidio de una médica acosada por los antivacunas de COVID

Desde el presidente hasta miles de anónimos, Austria llora a una médica que se suicidó tras recibir amenaza de personas antivacunas en las redes sociales, un caso que pone de manifiesto el acoso a los científicos de la COVID.

Mundo AFP 05 de agosto de 2022
vigilia-del-suicidio-de-lisa-maria-kellermayr-en-austria

En Viena, las campanas de la Catedral de San Esteban repicaron esta semana y las velas formaron un "mar de luces" contra la "violencia psicológica" y el "terror" en Internet. Lisa-Maria Kellermayr, de 36 años, fue encontrada muerta el viernes 29 de julio en su consulta de Alta Austria (norte). Se encontraron cartas de despedida y la autopsia realizada a petición de sus familiares confirmó la teoría del suicidio. En un mensaje publicado a finales de junio en su página web profesional, había anunciado que las consultas se detendrían hasta nuevo aviso.

"Durante más de siete meses, hemos estado recibiendo amenazas de muerte a intervalos irregulares por parte de quienes se oponen a las medidas COVID y a las vacunas", escribió. Dijo que había "invertido más de 100 000 euros" para garantizar la seguridad de sus pacientes, y evocó una situación insostenible.

"Estoy que no puedo más"
"Estoy al límite, me amenaza la insolvencia", confió a la prensa. En apoyo de sus afirmaciones, había publicado mensajes de un internauta que amenazaba con hacerse pasar por un paciente antes de cometer una carnicería contra ella y su personal. Lisa-Maria Kellermayr fue blanco de las críticas de un movimiento de protesta contra la vacunación obligatoria en otoño de 2021. Desde entonces, había alertado a las autoridades en vano y había aparecido con frecuencia en los medios de comunicación para confiar su angustia.

La vida de esta profesional de gran sonrisa y pasión por su trabajo se había convertido en un infierno. Daniel Landau, organizador de la ceremonia de conmemoración en Viena, se reunió con ella en su oficina a mediados de julio. "Llevaba semanas viviendo allí, no se atrevía a salir", dijo a la AFP, y ahora pide a las autoridades que tomen nota. La policía, que había acusado a la Sra. Kellermayr de explotar el caso "para su propia notoriedad", dijo que se había hecho todo lo posible para protegerla.

La fiscalía de Wels también negó haber cometido ninguna infracción. "En cuanto recibimos el informe policial (que identifica a uno de los sospechosos), lo remitimos a las autoridades competentes de Alemania", explicó el portavoz Christoph Weber.

NDCUQ43MZFHJ7DYWQ4R7U3ACQILos casos de viruela del mono ascienden a 409 en Perú

Los científicos "amordazados"
Los homenajes llegaron desde los más altos niveles del gobierno. El Presidente Alexander Van der Bellen visitó el lunes la pequeña comunidad de Seewalchen para depositar flores. "Acabemos con la intimidación y el miedo. El odio y la intolerancia no tienen cabida en Austria", condenó poco después de que se anunciara la muerte. En los grupos de Telegram siguen circulando comentarios maliciosos. Algunos internautas "celebran su muerte, otros la achacan a la vacuna", informa Ingrid Brodnig, especialista en redes sociales, explicando que COVID al polarizar a la sociedad, "ha provocado un fenómeno de agresividad extrema en algunas personas". Existen "leyes estrictas", pero todavía se aplican mal, dijo, esperando que haya mejoras "después de este caso que sacudió a la nación".

En Francia, Karine Lacombe, una científica que fue "vilipendiada" en el momento álgido de la pandemia, también lamenta "la falta de respuesta de las autoridades", así como el hecho de que sus dos denuncias fueran "tomadas a la ligera" y cerradas "muy rápidamente". Aunque pudo superar este calvario gracias al apoyo de su equipo hospitalario, la infectóloga, que participa en un grupo de científicos conocidos por su lucha contra la desinformación sobre la COVID, ha optado por mantener un perfil bajo. "Estuve muy solicitada en 2022, pero hice muy pocas apariciones en los medios de comunicación para evitar este brote de violencia. Creemos que no vale la pena. En este sentido, ellos (los agresores) ganan, nos amordazan", lamenta.

Te puede interesar