Cronos Mar del Plata

Las mujeres de Gaza buscan salir en las noches de verano

Desde juegos de baraja hasta paseos a caballo, mujeres en Gaza pasan las noches de verano afuera de casa, en busca de un alivio ante los rigores cotidianos en el enclave palestino.

Mundo Por: Guillermo Sammartino 23 de agosto de 2022
image_doc-32gx8n8

 

"Esperamos a que baje el sol para escapar al mar", cuenta Yusra Hmedat, de 43 años, mientras juega a las cartas en un café frente al mar en Ciudad de Gaza.

 

"Las mujeres salen de sus casas, de las presiones de la vida, e intentan permanecer afuera todo el tiempo posible", agrega la empleada pública.

 

A 15 años de iniciado el bloqueo israelí a Gaza, los residentes del territorio densamente poblado enfrentan apagones diarios en medio del agobiante calor veraniego.

 

Una de las acompañantes de Hmedat, Nawal Yassin, dice que a veces vuelve a casa a las dos o tres de la madrugada.

 

"Las mujeres intentan adaptarse y superar las circunstancias más que los hombres", dice la mujer de 66 años.

 

En otro café al noroeste de la ciudad, la ama de casa Umm Saeed comenta que los encuentros nocturnos son una forma de lidiar con el impacto de las guerras entre militantes palestinos e Israel.

 

"Intentamos superar el estrés saliendo, compartiendo nuestras preocupaciones y apoyándonos", explica.

 

"Ves gente riendo, pero por dentro todos están devastados psicológicamente", dice.

 

Umm Saeed admite gastar en el café todo su dinero disponible, unos 15 shéqueles (4,5 dólares) diarios.

 

Pero con el desempleo de 47% el año pasado en Gaza, según la Oficina Central Palestina de Estadística, ese gasto es un lujo para muchos.

 

En el campamento de refugiados Al Shati, junto al mar, Faten Abdul Rahman se sienta afuera con sus hijas y vecinas.

 

Mostrar más
 
Cómo cambia la Ginebra internacional
La Ginebra internacional, importante centro del multilateralismo, enfrenta retos sin precedentes.
"La mayoría de las mujeres del campamento se reúnen en la puerta de sus casas debido a la mala situación económica", cuenta Rahman, quien depende de la asistencia social para mantener a sus siete hijos.

 

"El calor en casa es insoportable. Tendemos una sábana y nos sentamos en la playa, que es el único entretenimiento gratuito", agrega.

 

Encender abanicos o aire acondicionado en Gaza a menudo es imposible en Gaza, cuyos pobladores recibieron un promedio de 11 horas diarias de electricidad en julio.

 

Eso cayó a solo cinco horas diarias el 7 de agosto, en medio del último brote de combates entre militantes palestinos e Israel, según datos de la agencia humanitaria de la ONU (OCHA, por sus siglas en inglés).

 

- Sentirse humano -

 

Mujeres como Umm Jaber Abu Assi minimizan sus gastos yendo al parque, donde llevan pasteles caseros y alquilan sillas por un shéquel.

 

"Si fuéramos al mar tendríamos que pagar más", comenta entre una multitud de mujeres congregadas en el parque al oeste de Ciudad de Gaza.

 

"Hay una falta de opciones en Gaza. Salir de casa (nos hace) sentir humanas", dice la mujer de 43 años, quien a veces enfrenta críticas por llegar a casa después de medianoche.

 

"No me importan las críticas. Camino a casa con mi hija sin miedo porque las calles están llenas de gente", asegura.

 

Newsletter
Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes.
 
Algunas mujeres prefieren dedicar sus noches a algún deporte como la equitación.

 

En un club al suroeste de Ciudad de Gaza, Menna Kahil de 22 años alimenta a su caballo Ripple.

 

"Aquí paso la mayor parte de mi tiempo en la noche. Me da miedo salir de noche sola en sitios públicos por los bombardeos y cohetes", admite.

 

Tales armas mataron a al menos 49 personas en Gaza en tres días de combates este mes, según cifras del ministerio palestino de Salud.

 

Pese a tener una década de cabalgar, Kahil dice que aún enfrenta presiones por su pasatiempo.

 

"Me critican mucho porque no llevo velo cuando cabalgo junto al mar", dice.

 

Fuera del club, Mervat al Ghalayini juega al "pickleball", que incorpora elementos de badminton, tenis y ping pong.

 

"Me encanta apuntarme a cosas nuevas", asegura la mujer de 41 años.

 

"Trabajo de día y hago deportes de noche. Salgo de casa para ir a algún sitio donde haya luz y gente", agrega.

Te puede interesar

Ciudades apoyan la campaña "Lista de tareas del mundo" en la Asamblea de ONU

El cofundador de Project Everyone, Richard Curtis, ha subrayado la importancia de las ciudades en la adopción de La Lista de Tareas del Mundo, porque "esta debe ser realmente la lista de tareas de todos" si se quiere "lograr los Objetivos Mundiales (ODS) y un mundo mejor para todos", según un comunicado de ONU Habitat.

UNDP-Serbia-2016_Roma-40358997395

Homenaje a Roger Federer, embajador número uno de Suiza en el mundo

"Conmoción", "momento temido", "fin de una era", "gracias", "leyenda", "maestro": las redes sociales no tardaron en arder con el anuncio de la retirada de Roger Federer, alineando fotos y emoticonos tristes. Según Nicolas Bideau, director de Presencia Suiza, "nunca antes una persona había tenido tanto impacto en la imagen de Suiza en el mundo".

federer

“Porque el cine hace la vida mejor”

El Festival de Cine de Zúrich es quizá poco conocido en Europa. Sin embargo, en Hollywood goza de gran prestigio y fama. De las últimas 10 películas ganadoras del Óscar, 6 se proyectaron previamente en el ZFF (Zurich Film Festival). En la edición de este año, España participa como país invitado.

zff-teatro

Somoza ya no es más técnico de Aldosivi

El pasado lunes, Aldosivi cayó 3-0 con Arsenal de Sarandí, equipo que le sacó nueve puntos de diferencia en los promedios. Encima, Central Córdoba de Santiago del Estero -próximo rival, el lunes a las 16.30 en el Minella- le ganó sobre la hora a Gimnasia La Plata y también se fue a la misma distancia.

somoza-1