Cronos Mar del Plata

Ver la televisión sentados aumenta el riesgo de demencia, pero leer no

La actividad de las personas mayores mientras están sentadas afecta al riesgo de demencia, independientemente de si hacen ejercicio o no, según un reciente estudio

General Por: Nancy Maulin 24 de agosto de 2022
PIXNIO-260881-4438x3110-1-950x666

Los adultos de 60 años o más que permanecen sentados durante largos periodos viendo la televisión o con otros comportamientos pasivos y sedentarios pueden tener un mayor riesgo de desarrollar demencia, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la USC y la Universidad de Arizona.

Su estudio también muestra que el riesgo es menor para quienes son activos mientras están sentados, como cuando leen o utilizan el ordenador. También reveló que la relación entre el comportamiento sedentario y el riesgo de demencia persistía incluso entre los participantes que eran físicamente activos.

Según David Raichlen, profesor de ciencias biológicas y antropología, y autor principal del estudio, «no es el tiempo que se pasa sentado, per se, sino el tipo de actividad sedentaria que se realiza durante el tiempo de ocio lo que influye en el riesgo de demencia».

El uso de un ordenador o la lectura tienen menos riesgo que ver la televisión
Al parecer, la estimulación intelectual relativamente mayor que se produce durante el uso del ordenador puede contrarrestar los efectos negativos de estar sentado. Se sabe por estudios anteriores que ver la televisión implica niveles bajos de actividad muscular y un bajo uso de energía en comparación con el uso de un ordenador o con la lectura. Las investigaciones han demostrado que estar sentado sin interrupción durante largos periodos está relacionado con una reducción del flujo sanguíneo en el cerebro, pero la estimulación intelectual relativamente más alta que se produce durante el uso del ordenador puede contrarrestar los efectos negativos de estar sentado.

Los investigadores utilizaron datos del Biobanco del Reino Unido, una base de datos biomédica a gran escala con más de 500.000 participantes, para investigar las posibles correlaciones entre la actividad de ocio sedentaria y la demencia en adultos mayores.

Más de 145.000 participantes de 60 años o más, todos los cuales no tenían un diagnóstico de demencia al inicio del proyecto, utilizaron cuestionarios de pantalla táctil para informar sobre sus niveles de comportamiento sedentario durante el período de examen de referencia 2006-2010.

Tras casi 12 años de seguimiento, los investigadores utilizaron los registros de pacientes hospitalizados para determinar el diagnóstico de demencia. Encontraron 3.507 casos positivos.

A continuación, el equipo ajustó ciertos datos demográficos (por ejemplo, edad, sexo, raza/etnia, tipo de empleo) y características del estilo de vida (por ejemplo, el ejercicio, el consumo de tabaco y alcohol, el tiempo dedicado a dormir y el contacto social) que podrían afectar a la salud del cerebro.

El impacto de la actividad física y mental en el riesgo de demencia
Los resultados siguieron siendo los mismos incluso después de que los científicos tuvieran en cuenta los niveles de actividad física. Incluso en personas muy activas físicamente, el tiempo dedicado a ver la televisión se asoció con un mayor riesgo de demencia, y el tiempo de ocio dedicado a usar el ordenador se asoció con un menor riesgo de desarrollar demencia.

Estos hallazgos sugieren que los impactos cerebrales de estar sentados durante nuestras actividades de ocio son realmente independientes de lo físicamente activos que seamos, y que ser más activos mentalmente, como cuando se usa el ordenador, puede ser una forma clave de ayudar a contrarrestar el mayor riesgo de demencia relacionado con comportamientos sedentarios más pasivos, como ver la televisión.

Te puede interesar

Felix Pando: Certificado para tener el look de los Beatles

Felix Pando (74), fundador y tecladista de La Joven Guardia, describe sus años de furor musical durante la dictadura de Onganía. Hoy vive en Estados Unidos, compuso canciones para chicos con autismo y recuerda cómo lo desplazaron por Los Gatos.

PgWkZuSbN_1256x620__1

Los clubes de barrio seguirán pagando tarifas subsidiadas

"No son solo divertimento, un pasatiempo. Es un lugar donde se aprenden normas de convivencia", aseguró Alberto Fernández al presentar el nuevo esquema de subsidios en los servicios públicos para el sector. La iniciativa beneficia a ocho mil clubes.

633cd6a51fd9f_900