Cronos Mar del Plata

Relojes de lujo en tiempos de crisis

Aunque muchas personas se ajustan el cinturón por la inflación, el desempleo y la salud o las consecuencias del cambio climático, el negocio de los relojes de lujo está en auge. ¿Por qué?

General Por: Guillermo Sammartino 02 de septiembre de 2022
62889202_401

Quienes se dedican a los relojes de lujo suelen ser muy silenciosos. No les gusta hablar de sus ventas, ni del tamaño de sus negocios o las proyecciones a futuro. Muchos joyeros solo comentan extraoficialmente y no quieren ser citados. Los fabricantes de relojes no dan entrevistas. La Asociación Central Alemana de Relojería, Joyería y Cronometraje no responde a nuestras consultas. Y la Asociación Suiza de Relojería las rechaza, con una asombrosa justificación: los relojes de lujo no son su tema.

Sin embargo, quienes se atreven a hablar confidencialmente, confirman que el negocio de los relojes de lujo está en auge. No importa la pandemia, ni la inflación, ni la crisis energética, ni los problemas con las cadenas de suministro o la amenaza de una posible recesión económica.

Así, por ejemplo, en Alemania, las ventas de relojes de lujo ascendieron a mil millones de euros durante el 2021, aún en pandemia, lo que representa casi un 13 por ciento más que el año pasado. Así que estas cifras lograron compensar fácilmente la caída en las ventas durante 2020. 

La oferta se mantiene reducida
La mayor parte de estos relojes de lujo vienen de Suiza, de empresas como Rolex, Patek Philippe u Omega. Incluso Cartier, que es francesa, pertenece al grupo suizo Richemont. 

Pero, comprar un reloj tan caro no es fácil. ¿Crees que solo es ir al joyero, poner varios miles de euros sobre la mesa y salir con el Rolex nuevo? Lamentablemente no funciona así, explica Thomas Kersting, quien es joyero en Bonn y vende varias marcas de relojes de lujo.

"En estos momentos, está un poco difícil, porque tenemos graves problema de envío. Rolex, por ejemplo, últimamente no envía muchos ejemplares y la demanda es altísima. Ha sido la tendencia en los últimos tres o cuatro años", dice.

Y es que a los fabricantes de relojes les gusta mantener la oferta escasa. Así, logran conservar el deseo de los compradores por conseguir alguna de sus piezas exclusivas, aumentando la demanda. "Los clientes pueden esperar a veces entre dos a tres años por su reloj", dice Kersting.

Otro joyero de Hamburgo, que prefiere no ser nombrado, confirma que actualmente no hay información de cuándo van a llegar nuevamente relojes de lujo. De hecho, puede pasar que algunos modelos quizás nunca lleguen a su tienda.  

Plataformas online y relojes de lujo de segunda mano
Así que, para quien guste de relojes de este tipo, pueda costeárselos y no tenga paciencia para esperar, existen otras opciones. Una de ellas son los buscadores online de relojes de lujo de segunda mano. Cada año, comercializan relojes de lujo por un valor cercano a los 15.000 millones de euros.

Entre los más conocidos está Chrono24. Su dueño, Tim Stracke, cofundó esta plataforma hace doce años. Dice que ni la guerra en Ucrania ni la inflación han perjudicado su negocio, por el contrario. "Para nosotros, la pandemia nos vino a reforzar", señala. Actualmente, su negocio ha crecido un 40 por ciento, si se compara con el primer semestre de 2021.

46671471_303La NASA logra reparar sonda a 23.500 millones de kilómetros de distancia

62889202_401

El Richard Mille RM 27-04, amuleto de la suerte del tenista Nadal, cuesta más de un millón de dólares.

Entre 20.000 y 30.000 relojes cambian de dueño cada mes a través de Chrono24. Pero no todos los compradores comparten las mismas razones para comprar un reloj de lujo. "Antes, la gente a la que de verdad le interesaban los relojes buscaba informarse con nosotros", indica Kersting. "Ahora, tenemos muchas consultas que nos da la sensación de que los posibles nuevos compradores buscan más obtener un artículo de inversión o bien un producto para comerciar y ganar un poco de dinero rápido con ellos", agrega. 

Por otro lado, los llamados embajadores de una marca también juegan un rol importante en esta industria. El reloj más caro negociado en Chrono24 fue uno que lleva consigo el tenista Rafael Nadal como amuleto de la suerte. El precio: 1,3 millones de dólares. Y el día en que Nadal jugó la final del Open de Australia en enero, Chrono24 tuvo la mayor cantidad de búsquedas por día de ese reloj, un Richard Mille RM 27-04.

Como el reloj de pulsera más caro de la historia, hasta ahora, se considera, sin embargo, a un Rolex Cosmograph Daytona, propiedad del actor Paul Newman, que se vendió por 17,8 millones de dólares en una subasta en 2017.

Te puede interesar

Cómo es el avión de pasajeros 100% eléctrico que hizo su primer vuelo en EE.UU.

Es muy frecuente encontrar en distintos lugares y ámbitos, a muchas personas que todavía defienden los motores de combustión interna y se resisten a la llegada de la propulsión eléctrica como opción. Y es muy frecuente escuchar como defensa, que antes que mirar a los autos, debería levantarse la vista y cuestionar a los aviones. Ni uno está totalmente en lo cierto, ni el otro está completamente equivocado.

Z4YGYJLHLNEIVEOZHNU7QUFOJM