Cronos Mar del Plata

Elecciones en Brasil podrían dar nuevo impulso al libre comercio

Al mismo tiempo que los acuerdos comerciales con los países europeos se estancan, América Latina se abre a Asia. Sin embargo, las próximas elecciones presidenciales en Brasil podrían ser decisivas para Suiza, que ambiciona ratificar un acuerdo de libre comercio con el gigante sudamericano.

Mundo SW 18 de septiembre de 2022
531298710_highres

Recientemente, Jair Bolsonaro, actual presidente de Brasil, afirmó durante un debate televisivo que el gobierno de Lula había sido el más corrupto de la historia del país. El antiguo jefe de Estado, Luiz Inácio Lula da Silva, le contestó de inmediato: «El presidente actual (por Bolsonaro) está destruyendo el país que yo goberné”.

La campaña electoral alcanza un punto culminante. Para el Gobierno suizo, el resultado de las elecciones brasileñas de octubre es importante. El futuro presidente de Brasil influirá en el acceso de Suiza al mercado latinoamericano.

Retraso
La Confederación Helvética, junto con Noruega, Liechtenstein e Islandia, con quienes conforma la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC, también conocida como EFTA, por sus siglas en inglés), negoció un acuerdo de libre comercio con los países del Mercosur: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Sin embargo, todavía no se ha fijado una fecha para su ratificación.

Según Manfred Elsig, subdirector del Instituto de Comercio Mundial de la Universidad de Berna, Suiza está pronta a ratificarlo ya que se han disipado en gran medida los temores del sector agropecuario helvético en torno al grado de liberalización de los productos agrícolas. Por otra parte, "plantea dificultades el hecho de que el actual presidente brasileño y su política amazónica hayan sido ampliamente criticados en Suiza. Las organizaciones no gubernamentales consideran que un acuerdo comercial daría una señal equivocada”.

Tanto en América Latina como en Suiza hubo protestas contra el tratado, calificándolo de "neocolonialista" y "absurdo en términos de política climática".

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) no verían con malos ojos que el acuerdo de libre comercio se archivara y se olvidara en un cajón de una oficina, tal como lo señala Alliance Sud, la coalición de ONG suizas activas en el ámbito de la cooperación internacional. 

Esa firma beneficiaría a Suiza. Las disputas comerciales entre la UE y el Mercosur retrasan también la ratificación del acuerdo de la AELC. "Compartimos plenamente la preocupación de la Unión Europea por la situación medioambiental y estamos en contacto con la Comisión Europea", escribe la Secretaría de Estado de Economía (SECO), aunque subraya que la situación es diferente. El acuerdo UE-Mercosur daría lugar a nuevos intercambios comerciales de productos con un alto impacto medioambiental, mientras que el tratado AELC-Mercosur no tendría un impacto medioambiental significativo, tal como lo señala un estudio de la Universidad de BernaEnlace externo. La deforestación ligada a la firma del Tratado de Libre Comercio de la AELC con los países del Mercosur podría aumentar entre un 0,02% y un 0,1%, en el peor de los casos. Sin embargo, los autores del estudio estiman que ese efecto ambiental será pequeño o inexistente.

Según Manfred Elsig, el Gobierno suizo no tiene por qué esperar a que concluyan las negociaciones entre la UE y Mercosur. Los vientos que soplan en contra parecen ser más fuertes en la UE que en Suiza.

¿Lula o Bolsonaro?
Por el momento, Jair Bolsonaro se encuentra por debajo en las encuestas, en relación con su adversario. La Unión Europea cifra muchas esperanzas en la candidatura de Lula, que prometió revisar el acuerdo Enlace externocon la UE y añadir cláusulas sobre derechos humanos y protección del medio ambiente para que el texto pueda ser ratificado. "Suponemos que el gobierno de Lula también tendría interés en concluirlo", explica la SECO.

    El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (izquierda) y el actual jefe de Estado, Jair Bolsonaro, principales candidatos en las elecciones presidenciales de Brasil, de octubre próximo. Keystone
¿Puede tratarse solo de una promesa de tipo electoral avanzada durante la campaña? Philippe G. Nell, embajador honorario de la Cámara de Comercio Suiza-América Latina, afirma: “Durante sus dos primeras presidencias, Lula no puso el acento en el libre comercio a través del Mercosur, sino sobre los progresos sociales. En el marco de un eventual nuevo mandato, a nivel internacional piensa concentrarse en reforzar la cooperación Sur-Sur con África y América Latina.

«Lula y su Partido de los Trabajadores (PT) intentarán reforzar el lugar económico privilegiado de su país en América Latina, sin exponerse a la competencia con los países industrializados a través del libre comercio”. Según Philippe G. Nell, en caso de vencer Lula se alejaría la perspectiva de concluir un acuerdo, tanto para la UE como para los países de la AELC.

Por su parte, el senador brasilero Nelsinho Trad, presidente del Grupo de Amistad Parlamentaria Brasil-SuizaEnlace externo --que se creó en abril de 2022--, subraya que, si bien el presidente juega un rol importante en la orientación de la política comercial exterior del país, es el Congreso, es decir al Parlamento, el órgano que ratifica los acuerdos internacionales: “El Congreso no tuvo hasta ahora la oportunidad de debatir la ratificación del Tratado de Libre Comercio entre el Mercosur y la AELC”. El político socialdemócrata, sin embargo, se expresa convencido que el Parlamento aprobará el texto. Según Trad, el Grupo de Amistad Parlamentaria Brasil-Suiza, que constituye un instrumento de intercambio entre los parlamentos, puede contribuir al debate en el Senado.

Más concesiones comerciales
Sin embargo, la persistente crisis de la vecina Argentina, que confronta una de las tasas de inflación más altas del mundo y enfrenta graves problemas de su balanza de pagos, no estimulará al Gobierno brasileño a abrir más su economía a la competencia internacional, afirma Philippe G. Nell.

El presidente argentino Alberto Fernández pide más concesiones comerciales en el régimen de importación de los productos de la UE y, por lo tanto, de la AELC. "Si gana Lula, Brasil irá en una dirección", prevé Manfred Elsig.  Aunque Lula es más sensible a las cuestiones medioambientales, seguramente querrá obtener un mejor acceso al mercado para la industria y la agricultura brasileñas.

Más que Europa, Asia
Sin embargo, el Mercosur podría abrirse principalmente a Asia y solamente de manera secundaria a Europa. La alianza sudamericana concluyó hace poco un Tratado de Libre Comercio con Singapur y se están llevando a cabo negociaciones similares con Corea del Sur. Además, Brasil quiere negociar un acuerdo con Indonesia, en tanto Uruguay quiere promover, aunque sea solo si fuera necesario, un acuerdo de libre comercio con China.

América del Sur cuenta con materias primas, produce alimentos y constituye un mercado muy amplio. Esto convierte a la región en un socio económicamente interesante, sobre todo teniendo en cuenta las repercusiones de la guerra en Ucrania en la economía global.

    Los girasoles, justo antes de su cosecha en la zona de Inés Indart, provincia de Buenos Aires, Argentina. Keystone / Diego Giudice
Recientemente, la Unión Europea anunció que el acuerdo con el Mercosur constituye una prioridad para ganar terreno en América Latina frente a China.

También Suiza quiere que se ratifique el tratado: "Nos esforzamos por llegar a un acuerdo lo antes posible", dice la SECO. Un mejor acceso a los mercados del Mercosur es de gran importancia para la economía suiza. "Precisamente en tiempos turbulentos como los actuales, las condiciones marco estables son esenciales para nuestra economía de exportación", afirma la SECO. Según el Consejo Federal, a mediano plazo el acuerdo permitirá que alrededor del 95% de las exportaciones suizas a los países del Mercosur queden exentas de derechos de aduana.

"Todavía es demasiado temprano para imaginar que el acuerdo quede guardado en un cajón", dice Manfred Elsig. No falta mucho para que el acuerdo AELC-Mercosur obtenga de ambas partes el suficiente apoyo político. En ese caso, si se ratifica el acuerdo, las ONG habrían enterrado prematuramente este tratado económico transcontinental.

Te puede interesar

Cómo es el avión de pasajeros 100% eléctrico que hizo su primer vuelo en EE.UU.

Es muy frecuente encontrar en distintos lugares y ámbitos, a muchas personas que todavía defienden los motores de combustión interna y se resisten a la llegada de la propulsión eléctrica como opción. Y es muy frecuente escuchar como defensa, que antes que mirar a los autos, debería levantarse la vista y cuestionar a los aviones. Ni uno está totalmente en lo cierto, ni el otro está completamente equivocado.

Z4YGYJLHLNEIVEOZHNU7QUFOJM