Cronos Mar del Plata

Ninguno de estos animales existirá dentro de 20 años

La vida en nuestro planeta ha pasado por momentos muy duros, situaciones dramáticas que llevaron a buena parte de las especies presentes a desaparecer para siempre

General NA 08 de octubre de 2022
11a094f0-39af-11ed-bbbf-297a7896a34b

Hemos logrado documentar hasta cinco de estos momentos críticos, a los que denominamos “eventos de extinción masiva”, entre los que se encuentran el asteroide que extinguió a los dinosaurios hace 65 millones de años, durante el Cretácico-Terciario, o la Gran Mortandad a finales del Pérmico que acabó con 80 % de las especies marinas​ y el 70 % de las especies de vertebrados terrestres.

 
Estos acontecimientos no deberían parecernos demasiado lejanos e improbables, si recordamos que la mayoría de los expertos ya coinciden en que nos encontramos inmersos en la denominada “defaunación del Antropoceno” o, dicho en otras palabras, la sexta extinción masiva.

El acelerado calentamiento global, la deforestación, la acidificación de los océanos, la drástica reducción de los hábitats naturales (por citar tan solo algunos de los factores implicados) están empujando a numerosas especies hacia un cuello de botella del que muchas no lograrán salir. En 2004, un contundente estudio publicado en Nature avisaba de que, para 2050, cerca del 40% de las especies que habita actualmente en nuestro planeta estarían en peligro de extinción.

Diez años más tarde, en 2014, la revista Science hizo público un estudio en el que se analizaba la disminución promedio de las poblaciones de fauna y flora con conclusiones inquietantes: casi el 70% de las especies estudiadas muestran una disminución de la abundancia media del 45%.

 

En los últimos años las proyecciones, modelos y estudios científicos se han ido acumulando y los escenarios no son nada halagüeños, de hecho, en 2018, otro estudio publicado en Science alertaba que, de seguir con esta tendencia, en 200 años el mamífero más grande que sobrevivirá será la vaca. De hecho, y según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), cerca de un tercio de todas las especies evaluadas, están actualmente en peligro de extinción.


Aun así, todos estos estudios, datos, proyecciones y escenarios no están logrando calar en las instituciones, gobiernos y autoridades responsables por lo que, en lugar de fijarnos en el panorama global, podría resultar útil poner nombre y apellidos a esas especies que, más que probablemente, dejarán de existir en las próximas décadas. La propia UICN las define como especies en “peligro crítico de extinción”, es decir, especies que han sufrido una caída de entre un 80% a un 90% de su población en los últimos 10 años o que tan solo poseen una población de menos de 250 individuos maduros.

La vaquita marina es una de mis especies favoritas, pero también es, desafortunadamente, una de las más amenazadas del planeta. En 2014apenas quedaban 100 ejemplares de vaquita (Phocoena sinus) en todo el mundo, en 2017 ese número se redujo a 30 ejemplares y, en la actualidad, tan solo quedan 10 individuos de vaquita marina con vida, y su clasificación ha pasado a ser de peligro inminente de extinción.

Los grandes felinos son un grupo especialmente amenazado. Su hábitat natural se ha visto drásticamente reducido o fragmentado ya sea por la tala, los incendios forestales o la agricultura, por no mencionar que la caza furtiva hace mella en todos ellos. La especie más amenazada es el leopardo de Amur (Panthera pardus orientalis) del que se estima que apenas existen en libertad entre 25 y 35 ejemplares, acotados en la reserva de Sijote-Alin, en Siberia. También se contabilizan unos 100 ejemplares de este bello felino en diferentes zoológicos repartidos por todo el mundo, incluidos en diferentes programas de conservación, cría en cautividad y reintroducción.


En el siglo XIX, y hasta bien entrado el siglo XX, la explosiva carga del rinoceronte cuando se enojaba se convirtió en uno de los atractivos para la caza masiva. Los exploradores y cazadores europeos los mataban por cientos hasta que, hoy en día, su población es una de las más amenazadas de toda África.

La familia de los rinocerontes se compone de cinco especies: el rinoceronte blanco y el rinoceronte negro en África y, el rinoceronte de Java, el rinoceronte de la India y el rinoceronte de Sumatra en Asia… todas ellas en serio peligro de extinción.

 

De los dos rinocerontes africanos, el rinoceronte negro (Diceros bicornis) es el que peor situación está viviendo y, de hecho, dos subespecies (incluyendo el rinoceronte negro occidental) ya han sido declaradas extintas, principalmente de la caza furtiva.

Los insectos también están viviendo su particular via crucis y así, decenas de especies se encuentran en la lista de peligro crítico de la UICN, incluyendo al saltamontes de punta blanca (Chorthippus acroleucus), el grillo de los Alpes del Sur (Anonconotus apenninigenus), la mariposa azul de Swanepoel (Lepidochrysops swanepoeli), el abejorro de Franklin (Bombus franklini) o el saltamontes sin alas de las Seychelles (Procytettix fusiformis).

La lista de animales que probablemente desaparezcan en tan solo unas décadas podría continuar y continuar… el orangután de Sumatra (Pongo abelii), el tigre de Sunda (Panthera tigris sondaica), el gorila de Cross River (Gorilla gorilla diehli), el lémur negro de ojos azules (Eulemur flavifrons), la tortuga carey (Eretmochelys imbricata) y así un largo y triste etcétera.

Te puede interesar