Cronos Noticias Mar del Plata Cronos Noticias Mar del Plata

Stradivarius y Guarnieri, los violines más caros del mundo

Pueden alcanzar precios millonarios y solo las estrellas pueden tocarlos. Los instrumentos de cuerda más valiosos del mundo fueron fabricados por los lutieres italianos Antonio Stradivari y Guarnieri del Gesù.

Curiosidades 25 de diciembre de 2022 Guillermo Sammartino Guillermo Sammartino
64101417_303
Stradivarius y Guarnieri, los violines más caros del mundo Se conservan unos mil instrumentos de cuerda fabricados por el italiano Antonio Stradivari en el siglo XVIII.

Poseen un sonido radiante, ultraterrenal, único e inimitable. El legendario lutier italiano Antonio Stradivari construyó en en el siglo XVIII los violines más preciados del mundo, que acompañan a las grandes estrellas de este instrumento de cuerda, como la alemana Anne-Sophie Mutter.

Se conservan unos mil violines fabricados por Antonio Stradivari. Mutter posee dos de ellos, el "Emiliani" de 1703, y el "Lord Dunn-Raven" de 1710. Deben su apodo al nombre de sus anteriores propietarios o al de los famosos virtuosos que los tocaron. Su precio oscila entre 3 y 16 millones de euros como mínimo. No hay precio máximo establecido. 

Los Guarneri, los violines más caros del mundo


Durante mucho tiempo, el Stradivarius "Lady Blunt" fue el violín más caro del mundo, con un precio que ascendió a más de 15 millones de euros. Pero, después de 2010, fueron subastados por más de 16 y 18 millones de euros respectivamente dos violines fabricados por otro constructor italiano, Giuseppe Guarneri.

Actualmente, se manejan cifras mucho más altas y los compradores permanecen a menudo en el anonimato. De los instrumentos fabricados por el lutier Giuseppe Guarneri, que vivió entre 1698 y 1744, solo quedan alrededor de 200 en todo el mundo. Esa escasez contribuye a elevar los precios.

El violinista germano-estadounidense Augustin Hadelich toca un Guarneri que recibió en préstamo en 2020. "Me fascinó su sonido y supe de inmediato que quería tocarlo", relata Hadelich a DW. "Suena más redondo y cálido que otros instrumentos. Especialmente en el registro grave, la sonoridad es más ancha, más llena y robusta, y eso es algo que no tienen todos los violines".

Instrumentos caros cedidos durante tiempo limitado


Muchos virtuosos conocidos, pero también jóvenes talentosos que están al inicio de sus carreras, tienen la oportunidad de tocar estos valiosos instrumentos, a los que acceden a través de préstamos. Por ejemplo, la violonchelista rusa Anastasia Kobekina toca un violonchelo de Antonio Stradivari de 1698, cedido por una fundación suiza.

La joven violinista española María Dueñas, que acaba de firmar un contrato exclusivo con Deutsche Grammophon, es elogiada por su virtuosismo y su madurez artística. Estas cualidades  son las que atraen a potenciales prestamistas, como la fundación Deutsche Stiftung Musikleben, que le ha cedido un violín construido por Nicolò Gagliano. No es el único instrumento de gran valor que toca esta talentosa joven de 20 años:  también tiene un Guarneri del Gesù de 1736 cedido por la Nippon Music Foundation, que pertenece al Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología de Japón, organismo que posee la mayor colección de Stradivarius del mundo.

El violín de Mozart


El famoso violinista francés Renaud Capuçon suele tocar un Guarneri del Gesù que una vez fue propiedad del famoso violinista Isaac Stern. En 2021, durante el centenario del Festival Mozart de la ciudad alemana de Würzburg, tuvo la oportunidad de tocar un violín que una vez perteneció a Wolfgang Amadeus Mozart.

Se trata de una pieza procedente del taller de Pietro Antonio Dalla Costa, construida en 1764. El instrumento es propiedad de la Fundación Mozarteum de Salzburgo. Para Capuçon, aquella ocasión no solo supuso una gran emoción, sino también un desafío: "Cada vez que queríamos ensayar, teníamos que pedir el instrumento. Así que no pude tocarlo mucho, pero fue una experiencia maravillosa".

(ms/dzc)

Te puede interesar

Especialistas-manipulando-una-momia-640x368

Autopsia a una momia de sirena

Guillermo Sammartino
Curiosidades 14 de marzo de 2023

Los resultados de la investigación revelan que la creación del objeto probablemente tuvo lugar a finales del siglo XIX, unos 100 años después de lo que afirma la nota. Su cabello es de un mamífero, aunque no se pudo identificar la especie.

RP63NE56AREPRLCD75SKXGBU4Q

¿Cómo se descubrió Antártida?

Maria Ximena Senatore
General 20 de marzo de 2023

Los registros escritos sobre las historias de las personas que vivieron en estos campamentos son escasos. Sin embargo, los restos de objetos que usaron durante su tiempo de permanencia en las islas nos han acercado a su vida cotidiana en Antártida. Especialmente a las decisiones que tomaron en su día a día.

Lo más visto

R4GVAEY7TAQTET6KDRRETICI4I

Julián ‘responde’ a Guardiola

Nancy Maulin
Deportes 17 de mayo de 2023

El delantero argentino desapareció de los planes del técnico en Europa desde que se iniciaron las eliminatorias de la Liga de Campeones.

ERVL342XD7VJOAALUTRXEJGAX4

El racismo o la creencia de ser superior

Mercedes Fernández
Mundo 28 de mayo de 2023

La cuestión de la xenofobia incorpora matices respecto al racismo, pues se refiere a las actitudes, los prejuicios y las conductas que rechazan, excluyen y, a menudo, denigran a las personas fundadas en la percepción de que se trata de forasteros o de extranjeros ajenos a la comunidad, a la sociedad o a la identidad nacional.

adiccion

¿Existe la adicción al teléfono móvil?

Enrique Ramón Arbués
General 02 de junio de 2023

¿Cómo se detecta? Da una pista el que aparezcan problemas interpersonales, laborales o académicos (deterioro funcional significativo). Pero también es motivo de alerta tener el dispositivo constantemente en la cabeza (prominencia), la necesidad de pasar cada vez más tiempo conectado (tolerancia), el sentimiento de malestar y/o irritabilidad al separase del teléfono (abstinencia), así como el deseo irrefrenable por su utilización (pérdida de control).

Loading...
google-site-verification: google22201ec4643dd4b3.html