Cronos Noticias Mar del Plata Cronos Noticias Mar del Plata

LOS HOMBRES NO SUELEN VER EL DESORDEN Y LA SUCIEDAD IGUAL QUE LAS MUJERES: CAMBIAR ESO PODRÍA IGUALAR LAS TAREAS DOMÉSTICAS

Incluso los hombres que quieren colaborar con las tareas domésticas a menudo no ponen de su parte

Curiosidades 08 de febrero de 2023 Guillermo Sammartino Guillermo Sammartino
dreamstime_m_88669154-e1675677912438-950x634

Imagine una pareja de profesionales, Jack y Jill, comprometidos en una relación en la que las responsabilidades domésticas se reparten equitativamente. Ahora imagina que Jack y Jill difieren en cómo ven su hogar.

Cuando Jill entra en la desordenada cocina, ve que hay que lavar los platos y sacar la papelera de reciclaje. Jack, por supuesto, ve que hay platos en el fregadero y que la papelera de reciclaje está llena. Pero estas percepciones no le «empujan»: no ve el desorden como tareas que haya que hacer.

Los resultados de nuestro reciente estudio sugieren que hombres y mujeres están entrenados por la sociedad para ver diferentes posibilidades de acción cuando observan el desorden de su casa. Creemos que esta idea también podría ayudar a las parejas heterosexuales a repartirse las tareas de forma más equitativa. Pero es importante comprender las causas profundas del problema.

Según un concepto psicológico llamado «teoría del ofrecimiento» (affordance theory), cuando observamos objetos y situaciones vemos posibilidades de acción. Cuando miramos una manzana, no sólo la vemos roja y brillante, sino también comestible.

Ves lo que se puede hacer con la manzana. Jack y Jill miran las mismas cosas en la cocina, pero ven diferentes posibilidades de acción, diferentes «ofrecimientos». Para Jill, los platos invitan a fregarlos, mientras que para Jack no.

mujer-con-girasol-tapandole-el-rostroLas claves de la felicidad

La pareja está en sintonía de forma diferente con los ofrecimientos de las tareas domésticas. La teoría del ofrecimiento ¿puede ayudar a explicar por qué las mujeres asumen una cantidad desproporcionada de las tareas domésticas y el cuidado de los niños, incluso cuando trabajan a tiempo completo? Esta diferencia en la percepción del entorno doméstico repercute en la cantidad de tareas que Jack y Jill realizan, independientemente de sus intenciones.

Si Jill es más sensible a las posibilidades de las tareas domésticas, es más probable que se dé cuenta de que hay que fregar los platos y esté más motivada para hacerlo. Es probable que Jack ni siquiera note la disparidad en la carga de trabajo.

Si no ve que la encimera «hay que limpiarla», es menos probable que se dé cuenta de cuándo se ha limpiado. Este doble golpe de desigualdad e invisibilidad tiene un coste mental considerable para las mujeres y pone a prueba sus relaciones.

¿QUÉ HACER?

fotonoticia_20170828065935_1200La importancia de la dieta para prevenir el cáncer


Lo primero que hay que decir es que ser menos sensible a ciertas astucias no es una excusa. Cuando Jill se queja a Jack de que nunca friega los platos, el hecho de que Jack diga: «Es que no los veo como ‘para lavar'» no le libra de la culpa, aunque sea cierto. Jill puede responder: «Ese es exactamente el problema en el que tienes que trabajar». Para recoger la parte que le corresponde, Jack tiene que cambiar su percepción.

La buena noticia es que las percepciones de los ofrecimientos pueden cambiarse con la práctica y un esfuerzo consciente. Mejoramos nuestra percepción del ofrecimiento de una tarea si la realizamos más a menudo y prestamos atención conscientemente a las señales que nos indican si la tarea debe realizarse.

Jill no nació para ser más sensible a la posibilidad de sacar el cubo de reciclaje que Jack. Esos hábitos están, en parte, moldeados por las normas sociales.

Y cuando se trata del trabajo doméstico, estas normas están condicionadas por el género. Desde pequeñas, las niñas realizan más tareas domésticas que los niños. Se anima a las niñas a jugar con juguetes como aspiradoras y muñecas que fomentan la imitación de las actividades de cuidado de los niños.

Socializar a los niños desde pequeños para que sean responsables de las tareas domésticas puede marcar una gran diferencia en su actitud más adelante en la vida. KlavdiyaV/Shutterstock

La estrategia central consiste en cambiar la mentalidad de Jack sobre lo que implica «arrimar el hombro». Lo que tiene que practicar es no hacer la tarea (sacar el reciclaje no es tan difícil). Tiene que asumir la responsabilidad de ocuparse conscientemente de si hay platos en el fregadero, de si el contenedor de reciclaje está lleno o de si hay leche en la nevera.

Piense en aprender a conducir. Lo que el conductor novel tiene que aprender no es sólo a cambiar de marcha (algo bastante sencillo), sino también a discernir cuándo hay que cambiar de marcha. No pueden confiar en «cambiaré de marcha cuando me lo diga el instructor».

LA SOCIEDAD TAMBIÉN TIENE QUE CAMBIAR


Cultivar la sensibilidad hacia los ofrecimientos domésticos requiere tener oportunidades para practicar. Y esto depende de que existan las políticas adecuadas. Por ejemplo, el permiso parental compartido.

Está demostrado que, tras la llegada de los hijos, las mujeres asumen la mayor parte de las tareas de cuidado. Al mismo tiempo, hay estudios que sugieren que los padres que disfrutan de un permiso parental más largo realizan más tareas de cuidado de los hijos una vez finalizado el permiso.

¿Por qué? Cuidar de sus hijos da a los padres la oportunidad de perfeccionar sus habilidades de cuidado: cómo cambiar un pañal, cómo envolver, cómo consolar a un bebé inquieto. Pero, lo que es igual de importante, permite a los padres aprender a ver cuándo es necesario realizar esas tareas. Les pone en sintonía con las posibilidades de cuidar. Esto, a su vez, conduce a una distribución más equitativa de las tareas de cuidado a largo plazo.

A pesar de los avances culturales, económicos y jurídicos conseguidos por las mujeres en las últimas décadas, las disparidades en la cantidad de trabajo doméstico realizado por mujeres y hombres han resultado difíciles de superar. Nuestro documento demuestra que, para corregir el desequilibrio, no basta con exhortar a los hombres a que hagan la parte que les corresponde. Los hombres tienen que asumir la responsabilidad de ver lo que hay que hacer.

Te puede interesar

FSfK3X0XsAU8Ffp

Desde cuándo una imagen vale más que mil palabras

Pedro Urchegui Bocos
Mundo 11 de marzo de 2023

La comprensión lectora se caracteriza por la interpretación activa de lo leído, al crear significados y hacernos más conscientes de la lectura en general. En el otro extremo, se sitúa el nivel más superficial de la lectura, caracterizado por la eficiencia lectora de textos e imágenes, con contenidos concretos y breves.

FXQTDONBEVFGFGT4GPRB5CNCJU

¿Qué opinan los futuros docentes sobre el lenguaje inclusivo?

Lidia Mañoso-Pacheco
General 29 de marzo de 2023

Según la Real Académica de la Lengua Española, el término “lenguaje inclusivo” consiste en evitar el uso del genérico masculino. Por ejemplo, en lugar de decir “los profesores” se emplearía “el profesorado”. En el caso de que la palabra no tenga un sustantivo no sexuado equivalente, se suele recurrir al desdoblamiento genérico o doblete (“los profesores y las profesoras”), o a usar la vocal “e” (“les profesores”), entre otros recursos.

merit-2

La ilusión del mérito: percepciones sobre el esfuerzo y talento en el trabajo

Marc Grau-Grau
General 20 de mayo de 2023

Sin embargo, es interesante escuchar también a sus críticos. Debemos recordar que el propio Michael Young, quien popularizó el concepto de meritocracia en su novela distópica El triunfo de la meritocracia 1870–2034, estaba haciendo una sátira de una sociedad futura organizada solo según la inteligencia y el mérito.

Lo más visto

R4GVAEY7TAQTET6KDRRETICI4I

Julián ‘responde’ a Guardiola

Nancy Maulin
Deportes 17 de mayo de 2023

El delantero argentino desapareció de los planes del técnico en Europa desde que se iniciaron las eliminatorias de la Liga de Campeones.

20-05-2023_el_presidente_de_brasil_luiz

Lula dijo en el G7 que la deuda con el FMI “destroza” a la Argentina

Guillermo Sammartino
Actualidad 20 de mayo de 2023

“El FMI debe considerar las consecuencias sociales del ajuste”, dijo el presidente brasileño frente a los líderes de los países más poderosos del mundo. En su discurso, les reclamó que los países emergentes tengan lugar en las decisiones importantes que les conciernen. Además, se reunió con la titular del Fondo con la situación Argentina en el centro de la discusión.

Llorar de pena o de alegría

Por qué lloramos de pena pero también de alegría

Ivan Santolalla Arnedo
Curiosidades 22 de mayo de 2023

Las lágrimas actúan de lubricante, son la principal fuente de oxígeno de la córnea, funcionan como antiséptico del globo ocular, eliminan cuerpos extraños y actúan de lente ocular. De hecho, son el primer punto de contacto que tiene la luz al entrar en nuestros ojos.

adiccion

¿Existe la adicción al teléfono móvil?

Enrique Ramón Arbués
General 02 de junio de 2023

¿Cómo se detecta? Da una pista el que aparezcan problemas interpersonales, laborales o académicos (deterioro funcional significativo). Pero también es motivo de alerta tener el dispositivo constantemente en la cabeza (prominencia), la necesidad de pasar cada vez más tiempo conectado (tolerancia), el sentimiento de malestar y/o irritabilidad al separase del teléfono (abstinencia), así como el deseo irrefrenable por su utilización (pérdida de control).

Loading...
google-site-verification: google22201ec4643dd4b3.html