GDS Radio logo oficial

00:00:00

Cronos Mar del Plata

Los juicios europeos a los «hombres lobo»

Las acusaciones de hombres lobo fueron parte de los juicios de brujas, los que eran comunes en algunas partes de Europa en el siglo XV.

Curiosidades Por: Guillermo Sammartino 08 de diciembre de 2021
Z6YYCXFVPFBDFDEHBUSCAUIVN4

Aún pasada la Edad media, en los siglos XV, XVI y XVII, muchos hombres fueron acusados de ser hombres lobo y quemados en la hoguera. Algunos de ellos, después de ser sometidos a brutales torturas, confesaron atroces crímenes y, aunque en algunos casos podrían haber sido asesinos reales, la gran mayoría eran mendigos, ermitaños o pastores. Los juicios a menudo contaban con supuestos testigos, los que aseguraban haber visto a los acusados en la noche, transformados en fieras, con enormes y puntiagudos dientes, corriendo a velocidades increíbles.

Los juicios de hombres lobo en Europa

En el año 1521, un grupo de inquisidores designados por el Papa, presidieron varios de estos juicios, como el de Pierre Burgot y Michel Verdun, dos pastores que confesaron haber hecho un pacto con el demonio, a cambio de comida. Después de relatar cómo cazaban y comían niños, fueron quemados en la hoguera.

En 1573, Gilles Garnier, un inmigrante pobre que vivía en el bosque, confesó haber matado y comido con su familia a cuatro niños un viernes, un doble sacrilegio para la Iglesia. Sin importar que encontrarse a casi 60 kilómetros del lugar de desaparición de los niños, fue condenado y quemado en la hoguera.

 

Peter Stumpp fue acusado en 1589 en Alemania. Lo ataron a una rueda de carro, le quitaron la piel con pinzas ardientes, lo quemaron en la hoguera y le cortaron la cabeza. Esta fue unida a un cadáver de lobo y exhibida como una advertencia para los ciudadanos que se vieran tentados a hacer pactos con el demonio.

En 1692 en Suecia, un hombre llamado Thiess, de 80 años de edad, declaró ser un hombre lobo y entrar al infierno tres veces al año, para asegurar una buena cosecha. El anciano fue condenado, sentenciado a flagelación y desterrado de por vida. 

Hombre lobo, una enfermedad diagnosticada

En la época, era muy común que los médicos fueran llamados a los tribunales a dar su testimonio. La opinión de algunos de los galenos era que los hombres lobo sufrían de una especie de depresión que ocasionaba delirios. Otros, decían que el diablo alteraba los humores corporales de estos hombres, ocasionando esta “dolencia”.

La Iglesia pronto dejó de ocuparse de estos juicios, de los que se encargó el Parlamento, quien lanzó un edicto alentando a los ciudadanos a salir a la calle con picas, garrotes y arcabuces, para cazar a los hombres lobo, o matarlos.

Te puede interesar

EL ENIGMA DE LAS NEBULOSAS PLANETARIAS MÁS BRILLANTES

Publicado el artículo científico que desvela el enigma de las nebulosas planetarias más brillantes. Es el resultado del trabajo de Rebeca Galera, la astrónoma del IAC que falleció antes de poder concluirlo. Rebeca llamaba a las nebulosas planetarias «mis luciérnagas verdes».

nebulosa-950x534

ESTÁ NEVANDO PLÁSTICO EN LOS ALPES

Un nuevo estudio descubre que los nanoplásticos viajan más de 2.000 kilómetros por el aire para depositarse en las cumbres de las montañas más inaccesibles

alps-swiss-alps-alpine-travel-travel-destination-switzerland-1440029-pxhere.com-1-950x633

La favorita Barty y Collins, a la final de Abierto de Australia

Barty barrió a su rival estadounidense de semifinales Madison Keys (51ª), 6-1, 6-3. Como el resto de rivales de la favorita a conquistar el primer Grand Slam del año, Keys se dio de bruces ante una Barty que sólo precisó de 62 minutos para sellar su pase a la final.

tenis portada

Martín Guzmán detalló punto por punto el acuerdo con el FMI

El ministro de Economía dio más detalles del entendimiento alcanzado por la Argentina con el FMI. Prevé una hoja de ruta sobre el gasto público, el déficit, la política monetaria, y la inflación, entre otros puntos, como la reducción de la emisión.

martin-guzmanjpg
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.