Varietés

De arte urbano a ballet, las exposiciones que se podrán ver en museos de la Ciudad de Buenos Aires

Una instalación en la fachada del edificio del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires que construirá un mural monumental de colores primarios, y una muestra inspirada en el cuento y ballet ruso “El Cascanueces” que reúne obras de casi una veintena de artistas argentinos en el Museo Nacional de Arte Decorativo, renuevan algunas de las propuestas de la agenda de arte porteña a partir del próximo sábado.

El fin de semana del sábado 20 y domingo 21 de febrero, el Museo Nacional de Arte Decorativo, ubicado en avenida del Libertador 1902, inaugura el proyecto artístico “El Cascanueces”, que se se inspira en el clásico cuento y ballet ruso de Piotr Ilich Tchaikovsky, a partir de la interpretación singular de 17 argentinos, que exhibirán pinturas, grabados, dibujos, collages, objetos y fotografías con imágenes características que darán vida al mágico relato.

De este modo, el criterio curatorial de la selección de las obras se realizó bajo el concepto de la diversidad de interpretaciones, en donde la multiplicidad de abordajes y disciplinas sobre el tema crean “un recorrido atrayente, colorido, atractivo y de especial dinamismo en la mirada del espectador”, aseguran desde la organización del proyecto, que además de la muestra irá acompañado por un repertorio musical y de danza a cargo de distintas orquestas y bailarines.

En la otra punta de la ciudad, en el barrio de San Telmo, inspirado en la tradición del arte urbano, el artista cordobés Elián Chali (1988) presenta a partir del sábado 20 la intervención de sitio específico “Plano inesperado” sobre la fachada del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, donde construirá una pintura mural de imágenes geométricas, colores primarios y mínimos recursos de diseño, para transformar por un tiempo el aspecto exterior del edificio porteño.

Así, olas rojas, amarillas y verdes a lo largo de 330 metros cuadrados harán aparecer un plano inesperado que, como anticipan desde el museo “curiosamente, siempre estuvo allí” porque justamente lo que logra Chali, cuyo trabajo como artista se inscribe en su activismo por los derechos de las personas con discapacidad al realizar obras monumentales desafiando cualquier limitación física, es proyectar “nuevas luces sobre una superficie que hasta entonces estaba en sombras”.

Esa búsqueda impregna la tónica del artista, quien a partir de murales gigantes y una paleta de colores primarios suele trabajar en la transformación de edificios patrimoniales con la intención de la modificar la linealidad del tiempo que muchas veces caracteriza a los edificios públicos y también como una forma de restablecer la confianza entre las instituciones y las comunidades. “Su marca personalísima se desplaza por las ciudades con el fin de ofrecer experiencias de color a escala monumental, creando planos, reflejos y rebotes que envuelven por igual los cuerpos y las cosas. La enorme escala de sus trabajos manifiesta su impostergable necesidad de intervenir y problematizar los íconos urbanos y, con ellos, las voces dominantes de las ciudades”, sostienen desde el museo.

La intervención de Chali en la fachada del museo ubicado en avenida San Juan 350 forma parte de una iniciativa del Moderno que desde noviembre del año pasado convoca a artistas a desarrollar acciones en el espacio público y en el barrio.

Gracias por compartir "Noticias a tiempo"
Mostrar Más

Artículos Relacionados

Volver al botón superior