Uruguay revocó la residencia y expulsa del país a un argentino que organizó una fiesta clandestina

Compartir noticias a tiempo

El gobierno uruguayo decidió hoy revocar la residencia temporaria y expulsar del país a un argentino acusado de organizar una fiesta clandestina para más de 500 personas en su casa particular, y violar las normas que prohíben las aglomeraciones para evitar la propagación del coronavirus.

El Ministerio del Interior tomó la decisión por razones “de orden público y de índole sanitaria en tanto y en cuanto (el ciudadano argentino) violó normas que expresamente prohíben aglomeraciones en función de la emergencia sanitaria” declarada por el Poder Ejecutivo, según el mensaje enviado por fuentes oficiales a varios medios, informó AFP.

La fiesta, que fue desarticulada por la policía, tuvo lugar la madrugada del sábado en la casa particular del argentino en la localidad de Sauce de Portezuelo, a 15 kilómetros del exclusivo balneario de Punta del Este, en el departamento de Maldonado.

Fuentes del Ministerio habían declarado previamente al diario local El País que el comportamiento del organizador de la fiesta “desnaturaliza el beneficio de residencia otorgado por las autoridades nacionales” al incumplir la norma que prohíbe las aglomeraciones por su riesgo sanitario.

Uruguay sufrió a partir de noviembre un fuerte crecimiento de casos y en el último mes rompió récords de contagios diarios, internados en unidades de cuidados intensivos y personas cursando la enfermedad.

El país de 3,4 millones de habitantes registra 81.537 contagios y 792 muertes por la Covid-19.

El Ministerio de Salud Pública informó este lunes del hallazgo de la cepa brasileña P.1 en siete departamentos del país, que según estudios preliminares es más contagiosa.

Ante este nuevo escenario, el presidente Luis Lacalle Pou convocó a un Consejo de Ministros para mañana martes, tras lo cual se espera que anuncie nuevas medidas para disminuir los contagios.

Gracias por compartir "Noticias a tiempo"

Te recomendamos