Ecología
Tendencias

IAA: Empresas alemanas piden un mayor apoyo para proteger el clima

Compartí Cronos

Múnich, 7 sep (dpa) – Los líderes de las compañías que participan en la IAA Mobility, el Salón del Automóvil de Múnich, instaron hoy a los gobernantes a brindar más apoyo para generar el cambio hacia un transporte con clima neutro.

El presidente de Volkswagen, Herbert Diess, sostuvo en Múnich que sin suficiente energía verde no se logrará una movilidad libre de emisión de dióxido de carbono (CO2).

Diess defendió que el cambio debe ser más rápido. “Se puede hacer mucho más contra el cambio climático”, declaró el directivo en la feria, que fue inaugurada por la canciller alemana, Angela Merkel.

Diess abogó por un cambio más rápido hacia las energías renovables en la lucha contra el calentamiento global. 

“La condición previa para la descarbonización del sector del transporte es la disponibilidad de energía verde proveniente del sol y el viento”, explicó el presidente de Volkswagen. 

Alemania grava hoy cada tonelada de CO2 con un impuesto de 25 euros, y a partir de 2025, con 55 euros. “La descarbonización hará que muchas cosas sean más baratas, no más caras”, dijo Diess, al referirse a la caída de los costos de funcionamiento de los coches eléctricos.

Con más de diez millones de coches vendidos por año y como fabricante de camiones y mayor productor de motores diésel para barcos, Volkswagen quiere reducir rápidamente sus emisiones de CO2, según afirmó Diess, en particular a través de los coches eléctricos. 

El sector del transporte genera el 16 por ciento de todas las emisiones de dióxido de carbono. 

Volkswagen quiere reducir las emisiones de CO2 de sus vehículos en un 30 por ciento hasta 2030 a lo largo de todo el proceso que comienza con las materias primas, pasa por la producción y concluye con el final de la vida útil de sus unidades. 

Las organizaciones ambientalistas critican por su parte a Volkswagen por no eliminar los motores de combustión interna lo suficientemente rápido. 

El presidente de Daimler, Ola Källenius, dijo que la electrificación es el principal camino a seguir, pero que el desarrollo de los puntos de recarga debe ir a la par.

Además, Källenius destacó que la energía para la electricidad y para los combustibles sintéticos debe proceder de fuentes renovables para alcanzar los objetivos climáticos.

El presidente de la proveedora de componentes Bosch, Stefan Hartung, habló de “una transformación gigantesca”. El directivo anticipó que el cambio será doloroso para mucha gente, para esta generación y la siguiente, pero se mostró optimista.

Por su parte, el  director ejecutivo de Lufthansa, Carsten Spohr, dijo que el tráfico aéreo causa algo menos del 3 por ciento de las emisiones mundiales de CO2. Pero la electrificación no funcionará para los aviones comerciales, según señaló, porque que “las leyes de la física están en contra”.

El presidente de la aerolínea alemana manifestó que hoy es técnicamente posible que los vuelos sean neutros climáticamente gracias a los combustibles sintéticos, pero aclaró que esto resulta muy caro.

Un vuelo a Estados Unidos le costaría a cada pasajero unos 500 euros (unos 593 de dólares) adicionales, según precisó. 

Spohr alertó además a la Unión Europea (UE) de no perjudicar a las empresas europeas frente a sus competidores mundiales mediante la imposición de normativas climáticas.

Gracias por compartir "Noticias a tiempo"
Mostrar Más
Volver al botón superior

Adblock Detectado

Considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios